72.000 BOMBEROS VOLUNTARIOS COMBATEN LAS LLAMAS EN AUSTRALIA.

El fuego se movía en distintas direcciones la semana pasada y Doug Schutz y su equipo tenían que tomar decisiones rápidas. Desplazaron una aplanadora desde otro sector y la usaron para despejar un terreno. Eso probablemente evitó que cientos de viviendas se quemasen.

Si alguien estaba calificado para tomar esa decisión era Schutz. Es parte de un ejército de 72.000 personas de todo el estado que constituyen el ejército de bomberos voluntarios más grande de que se tenga noticias. Combaten las llamas desde septiembre y tres de ellos figuran entre las 26 personas muertas hasta ahora como consecuencia de los incendios.

Los incendios destruyeron 2.000 viviendas y los bosques siguen ardiendo. Amenazan con tomar más fuerza pues se pronostica un aumento de las temperaturas.

4 vistas0 comentarios