A un año del crimen de Báez Sosa: ¿Hay juicio para los rugbiers?

Habían pasado casi cinco horas desde el asesinato de Fernando Báez Sosa cuando el celular de Diego Escoda, fiscal general de Dolores, empezó a sonar. Del otro lado del teléfono, el fiscal Walter Mercuri, que en ese momento se encontraba de turno, le informó lo que había pasado en la puerta del boliche Le Brique, en Villa Gesell.


Acostumbrado a las riñas callejeras (“que suelen terminar en lesiones”), sobre todo en la Costa Atlántica y en verano, Escoda, de 48 años, dice que le costó digerir la noticia. “Recuerdo que lo primero que le pregunté es: ‘Pero cómo, ¿lo mataron? ¿lo mataron?’. Se lo pregunté varias veces”, agrega a Infobae.


A un año del crimen, uno de los más resonantes de la historia argentina reciente, el fiscal general recibe a Infobae en su despacho del Palacio de Tribunales de Dolores, para contar las últimas novedades de la causa que, tras diez meses de investigación, espera que se defina el pedido que en noviembre del año pasado hizo la fiscal Verónica Zamboni para que los rugbiers acusados sean enviados a juicio oral por el delito de homicidio agravado por alevosía.


De cara al juicio (“la idea es realizarlo este año”, dice Escoda) los ocho imputados, actualmente detenidos en la Alcaldía N° 3 de Melchor Romero en La Plata, deberán decidir entre la posibilidad de un juicio por jurados o con un tribunal de tres jueces. Por otro lado, esperan otra decisión: que el juez de Garantías de Villa Gesell David Mancinelli resuelva su pedido de prisión domiciliaria.



9 vistas0 comentarios