ALBERTO FERNÁNDEZ MOSTRÓ SU ENFADO POR QUIENES NO CUMPLEN LA CUARENTENA OBLIGATORIA

El Presidente de la Nación, cuestionó el gran flujo de autos que se produjo esta mañana por la vía pública pese al aislamiento social, preventivo y obligatorio y expresó: “Voy a seguir deteniéndolos y secuestrando autos hasta que entiendan la importancia de la cuarentena”.


“Es posible que entre los que se mueven, haya gente que no está autorizada. Si no entra con la razón, va a entrar con la fuerza”, advirtió el máximo mandatario del país.


Por último, el presidente manifestó: “Hay que tener en cuenta que a Buenos Aires hoy iban a entrar 122 mil personas que trabajan en seguridad y salud, hay otros 100 mil personas que trabajan en alimentación, supermercados, farmacias, negocios de cercanía, estaciones de servicio, todo eso hacen 230 mil personas, que no es nada si tenemos en cuenta que ingresan 9 millones de personas a la ciudad de Buenos Aires”.




18 vistas0 comentarios