EN DICIEMBRE SUCEDIÓ UN FEMICIDIO CADA 22 HORAS.

Gladys Sanabria, de 37 años, Antonella Aybar, de 30 años, Maria Laura Sirera de 35 años, Barbara Zavalla de 20 años, Florencia Ovejero de 21 años, Ana Beatriz Fernandez de 52 años, Isabel Rodriguez de Almeida de 25 años, Francisca Aquino de 44 años, Barbara Balbuena de 29 años y Natalia Saban de 16 años, son sólo las últimas diez muertas. Muchas mujeres se replantean las relaciones en las que se encuentran e intentan ponerle fin al maltrato. Esta decisión muchas veces no es tolerada por los hombres con quienes se encuentran. El mensaje es claro: frente al rechazo los violentos deciden quitarles la vida.

La lista sigue. Jóvenes. Adultas. Madres. No madres. Trabajadoras. Desocupadas. Pobres. No pobres. Del Centro, del Norte, del Sur. Con más o menos educación. Nada tienen en común salvo ser mujeres. Por eso fueron asesinadas.

De acuerdo con las estadísticas de Violencias de Género, hubo 30 mujeres asesinadas en los primeros 28 días de diciembre, una muerta por día, un femicidio cada 22 horas.

A fines de noviembre, había publicado un informe donde constatan 297 femicidios en los primeros once meses de 2019: el 63% cometidos por parejas o ex, 267 niños y niñas que se quedaron sin sus madres. Una mujer asesinada cada 27 horas. Diciembre es peor. Y ya suman 327.


1 vista0 comentarios