Anunciaron modificaciones en los requisitos para acceder a viviendas del IPV

El IPV anunció modificaciones en lo que concierne a la Operatoria Individual de línea de créditos para la construcción de viviendas para aquellas familias que ya cuentan con un terreno.


La reforma se centrará en los requisitos para acceder al préstamo, desde de hoy se sumará un salario mínimo vital y móvil (SMVM) más, por lo que una familia necesitará $56.700 y no los $37.800 que hacen falta hoy.


En una reciente entrevista, el tutular de IPV provincial, Marcelo Yornet explicó de que se trata esta modificación y por que se lleva a cabo.


«se presentó un conflicto y es que, como el valor del préstamo se ha ido tan alto, cuando se hace el cálculo para el pago de la cuota, que no puede superar el 20 por ciento de los recursos familiares, ese canon no alcanza para pagar todo el préstamo. Por eso, hay que incrementar el requisito para acceder y llevarlo a, al menos, tres SMVM. Sin esta actualización, el IPV nunca va a poder recuperar los montos de los créditos que otorga».

En un ejemplo, si se tiene en cuenta que el SMVM se ubica hoy en 18.900 pesos, para ser beneficiario de la operatoria hace falta que el grupo familiar acredite fondos por el doble (37.800 pesos), por lo que la cuota a pagar por mes no puede superar los 7.560 pesos (el 20 por ciento de los ingresos). Pero con ese valor de cuota se alcanza a pagar un crédito de 2.721.600 pesos a 30 años, cuando hoy asciende a 3.118.490 pesos. Ahora, si el requisito se sube a tres SMVM, la familia deberá probar ingresos por 56.700 pesos y podrá abonar una cuota de hasta 11.340 pesos. Así, «el IPV no se verá desfinanciado», expresó el funcionario.


Emiliano MIchelli IPV para Somosanjuan

Por otra parte el gobierno de la provincia lanzó una campaña de concientización para el cumplimiento del pago de cuotas.

Actualmente, hay muchas familias sanjuaninas a la espera de una vivienda. Si bien el IPV construye un promedio de 4000 viviendas anuales, la demanda del techo propio es cada vez mayor. Es por esto, que el IPV se basa en un sistema solidario, que sólo se sostiene si las familias que ya recibieron su vivienda están al día con sus cuotas. Más familias al día, más fondos para construir casas.

Además, los adjudicatarios y adjudicatarias de viviendas del IPV deben cumplir una serie de responsabilidades legales que asumen al recibir su resolución de adjudicación. En primer lugar, en la resolución reciben información sobre las condiciones de financiamiento del hogar. Actualmente, las viviendas se financian en unidades habitacionales, un valor que se reajusta con el índice salarial. Por lo tanto, es necesario estar al día para evitar el reajuste de las cuotas. Además, es importante estar libre de deudas para poder realizar trámites en el Estado.

Por otro lado, se trata de una adjudicación en venta, es decir que la vivienda no es propiedad del adjudicatario hasta que termine de pagarla. Es por esto, que las viviendas del IPV no se pueden vender ni alquilar, de lo contrario, se estaría infringiendo la Ley 196-A.

Contar con una vivienda o una operatoria otorgada por el IPV es un gran privilegio. Actualmente, gracias a la intervención del Gobierno de San Juan, las cuotas de las casas del IPV son mínimas en comparación con cualquier alquiler o compra en el mercado inmobiliario. La cuota más alta del IPV equivale entre un 35% a un 40% del alquiler de una vivienda de condiciones similares en el mercado.

En este contexto y para dar respuesta a la demanda habitacional de la provincia, el Instituto Provincial de la Vivienda, pide a los vecinos ponerse al día con el pago de sus viviendas, para beneficio personal y a su vez, darles soluciones habitacionales a todos los comprovincianos. Expresa el comunicado gubernamental




102 vistas0 comentarios