EL DESAFÍO DE SER MAMÁ TRANS EN LA ARGENTINA

Roxana López es una mamá trans, recientemente beneficiaria de la Asignación Universal por Hijo, que vive en la ciudad de Concordia en la provincia de Entre Ríos. Es la segunda en el país, la primera fue Georgina Soledad Leguizamón. También de Concordia pero su caso tardó bastante más tiempo en resolverse: 8 años.

El caso de Roxana comienza hace algunos años cuando decidió hacerse cargo del bebé que su hermana, una persona con discapacidad, estaba por tener. La acompañó todo el embarazo, estuvo con ella en el parto y, desde que nació, se ocupa de Mateo.

Roxana para poder mantenerse, ella y a su hijo, trabaja en su casa como costurera pero desde hace un año se enteró de que tenía la posibilidad, y el derecho, de gestionar la Asignación Universal para el nene.

Rapidamente comenzó los trámites para conseguirla, con la ayuda de Darío Pérez, coordinador del Área de Diversidad Sexual de la Municipalidad de Concordia. “No pensé que me la iban a dar siendo una mamá trans. Además creí que iba a tomar mucho tiempo, tres, cuatro, cinco años”, contó López y agrega que “recibí la tarjeta hace unos días y ya la habilité. Ahora solamente falta ir al banco para poder cobrarla".

A pesar que fue un trámite extenso y con muchos requisitos, tuvo éxito y considera que el caso “es una puerta más que se abrió, no sólo para mí sino para otras mamás trans" aseguró felizmente Roxana.



9 vistas0 comentarios