Buenos Aires prohibirá la utilización de aire acondicionado en alojamientos turísticos

 El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, realizó una serie de anuncios ayer sobre la temporada de verano, en ese marco el mandatario provincial mencionó que estará prohibido el uso de aire acondicionado en los alojamientos porque se lo considera contraproducente con respecto a la seguridad sanitaria.

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió en su momento la propagación del COVID-19 a través del aires, al igual que varios especialistas.

En marzo, el organismo había concluido que el nuevo coronavirus se transmite por el contacto con gotitas de saliva que proceden de tos, estornudos o de la simple respiración cercana de otra persona. Pero no quedaba flotando en el aire ni era posible que se transmita a través de él si una persona sale a la calle o camina por un supermercado. Sobre esa base había desaconsejado el uso de mascarillas o barbijos en espacios públicos.

En junio se conocieron los resultados de un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas (CDC) del Distrito de Guangzhou Yuexiu, China que relacionó al COVID-19 con el uso del aire acondicionado. Fue el 24 de enero, cuando un total de 91 personas (83 clientes, 8 miembros del personal) estaban almorzando en un restaurante en China que no tenía ventanas pero sí aire acondicionado. De ellos, un total de 83 habían comido en 15 mesas en el tercer piso. De los clientes, 10 se enfermaron con COVID-19.


11 vistas0 comentarios